bien

Bienvenidos a mi rincón:

Ese lugar necesario en la vida de todos.

Un espacio útil para hacernos crecer, para conocernos, para aceptarnos y llegar así a amarnos.

Un lugar donde analizar, preguntar, reflexionar... un lugar para aprender y compartir lo aprendido!!!

30.11.14

Librando una nueva y dura batalla contra el cancer


¿¿¿Ya os habréis dado cuenta que últimamente estoy un poco ausente, verdad???
La excusa podría decir que es la falta de tiempo, motivada por el trabajo y otros problemillas familiares. Bueno, todo esto es cierto, la verdad es que ha sido un año muy malo para nosotros, hubo un poco de todo, pero también había algo más, otra razón más poderosa. Y es que, querida family, mi enemigo mortal (y nunca mejor dicho), ha vuelto de nuevo.
Muchos sabeis que hace unos años me tocó librar una dura batalla contra el cáncer de mama.

2.5.14

PARA TI, MAMÁ



Es muy poco tiempo el que tengo libre últimamente, pero no puedo, ni quiero, dejar de pasar este día tan especial sin mi aportación particular.
Me refiero al día de las madres, esos ángeles que nos dieron la vida, nos ayudaron a crecer como personas y nos siguen ayudando y apoyando incondicionalmente, año tras años.
Ellas son nuestras fans numero uno y nuestras criticas menos imparciales, para ellas todo cuanto hagamos estará bien hecho y si no lo está procuraran hacérnoslo ver o, bien, buscarnos una excusa razonable para disculpar nuestras faltas. Nos aman hasta el infinito y esto será así hasta el final de sus días y no siempre somos conscientes de ello.

30.1.14

Miedo a la edad, a la informática y las redes sociales.


De nuevo me siento ante este blog, mi pequeño diario, con  la idea de transmitir todo aquello que a veces pasa por mi mente.
Hoy, en mi paseo matutino con Joey, mi fiel chuchillo callejero rescatado de la basura, me he encontrado con dos personas que me han hecho pensar en todo esto que quiero comentaros.
Una de ellas es una persona de mi edad que en estos momentos se encuentra pasando por un duro momento, tuvo un infarto y ahora tiene que recuperarse y volver a retomar las riendas de su vida.
Me comentaba que ahora ve la vida de otra forma y que, a veces, se siente asustado y solo. Todo esto es muy lógico y normal, lo sé porque yo pasé por ello. Me comentaba que al menos yo tenia marido e hijos que hacia que mereciese la pena luchar, pero que él se encontraba muy sólo por ser soltero.
Hablamos durante un buen rato y se asombraba de que pudiese entenderlo tan bien, a pesar de que él sea hombre y yo mujer. La verdad es que no es tan difícil, basta con calzarse las sandalias del otro durante unos minutos, luego, cuando los sentimientos afloran, ahí ya no hay sexos que nos distingan o distancien.