bien

Bienvenidos a mi rincón:

Ese lugar necesario en la vida de todos.

Un espacio útil para hacernos crecer, para conocernos, para aceptarnos y llegar así a amarnos.

Un lugar donde analizar, preguntar, reflexionar... un lugar para aprender y compartir lo aprendido!!!

5.3.17

Pensamientos y sentimientos de una humilde luchadora

Hola amigos:
Son las 2:38 de la madrugada, llevo unos día "tontos" y no podía dormir, así que preferí levantarme, sentarme delante de mi "prehistórico" ordenador y dejar constancia de estos pensamientos y sentimientos que me invaden.
Quizás este estado de animos se deban a los últimos acotencimientos ocurridos, en mi vida, en un breve espacio de tiempo.
Aparte de otros muchos problemillas, que nunca faltan, demasiados familiares y amigos cercanos nos están dejando por culpa de esta maldita enfermedad llamada cáncer. Otros amigos no son tan cercanos pero, por su "cierta popularidad", por sentirme identificada, por empatía con ellos, les siento amigos igualmente. Este hecho me sensibilizada enormemente con el problema y estos días tengo pensamientos y sentimientos, un tanto contradictorios, que me gustarían compartir con vosotros.
Por una parte, cada día son más las personas que están perdiendo el "miedo"a reconocer y hacer publico que padecen o padecieron esta enfermedad y eso está bien. Yo estoy entre ellas.
Durante mucho tiempo quise estar callada, no hacer participe a nadie de lo que me pasaba, de lo que pensaba o sentía. Fingía, no quería que supieran de mi dolor, no quería dar pena ni que sintieran lastima de mí... hasta sentía que estando enferma fallaba a otros.
Pero un día reaccioné, me di cuenta que evitar hablar de ello no resuelve nada.
Si fingía los mios no sufrían, pero yo estaba mintiendoles y mintiéndome a mi misma. Mi dolor, lo que sufrí, era muy cierto.
Mi testimonio podía servir de ejemplo a alguien que estuviese en la misma situación que yo estuve. Hablando de ello, gritandolo a los cuatro vientos podía servir de apoyo, consolar, dar esperanzas a otros y, de paso, me hacía bien a mí misma, A fin de cuentas yo no tenía nada contagioso ni mucho menos pecaminoso... simplemente había sido "víctima" de una enfermedad grave. No tenía que avergonzarme de ello, al contrario, debía sentirme orgullosa de haberla afrontado, de haber luchado y de haber sobrevivido. Gracias a ella (si, gracias a ella) hoy soy otra persona, me acepto con mis defectos (que son muchos) me quiero, me valoro a mi misma, valoro lo que tengo (que también es mucho) disfruto con las pequeñas cosas que la vida me regala cada día. Intento vivir el presente intensamente, con optimismo, aunque a veces, haya días malillos... eso es normal. Es parte del proceso... la aceptación. Convivir con ella "permanentemente" en la mente y con las secuelas fisicas que pueda dejarte no es fácil... creedme!!!
Pero, por fin, la palabra "cáncer" está dejando de ser tabú, por fin, podemos empezar  a hablar de ella como lo que es... una enfermedad grave que nos está azotando, pero que no siempre tiene que ser compañera de muerte.
Luego está la otra cara de la moneda... una cara que me está confundiendo y preocupando.
Ultimamente, no dejan de "bombardearnos" en televisión y en todas las redes sociales con mensajes, artículos y consejos de como evitar el cancer.
He visto el anuncio de una "guia" para evitar el cáncer, libros de recetas de cocina para evitar el cáncer, libros de "autoayuda" para evitar el cáncer, nos animan a ir al gimnasio para evitar el cáncer, nos proponen tomar alimentos ricos en "tal o cual" para evitar el cáncer y un largo etc... para evitar el cáncer!!!
Si todo eso fuese cierto yo jamás hubiese tenido que porque pasar por ese trance... no os parece?
Siempre procuré que todos en casa llevásemos una dieta sana y equilibrada. Comíamos alimentos frescos de la zona y de establecimientos de confianza, pocos procesados, nada de "prefabricados" (como yo les llamo), nada de bollería industrial, siempre cocina casera... y, por supuesto, nuestra famosa dieta mediterranea.
Evité el alcohol, nunca fumé, iba caminando a todas partes porque no tengo coche, nunca tuve microondas en mi cocina, nada de televisor ni ordenador en las habitaciones y jamas tuve móvil (por aquello que se oía que producía cáncer). Alimenté con lactancia materna a todos mis hijos, uno de ellos hasta casi los cinco años. Según las estadísticas, las personas que dan "pecho" a sus hijos tienen menos posibilidades de padecer cáncer de mama. Pues aún así lo tuve, y no uno, sino dos, y un tercero de útero.... contradictorio, no os parece?
Soy partidaria de que los "organismos estatales" nos informen, con "veracidad", de los riesgos de padecer o evitar esta enfermedad, porque de ello dependerá nuestra salud. Pero tanta publicidad (ya no se si "veraz" o "engañosa") pienso que está generando una especie de "miedo colectivo" que más que ayudar  hace daño.
La enfermad existe, está ahí, es un hecho, por eso debemos intentar llevar una vida lo más saludable posible, con una buena alimentación, sana, natural y variada... intentemos comer de todo, pero sin excesos.
Es conveniente hacer algo de deporte, pero, nada que nos lleve a los extremos de nuestra resistencia. No tiene por que ser en gimnasios ni con monitores personales. Nadar, si es posible, y caminar son unas de las más ventajosas formas de mantenernos en forma y, de paso, respiramos aire puro, tomamos las vitaminas del sol, disfrutamos de las vistas y, si es posible, de buena compañía.
También deberíamos evitar el estress y las ansiedades en la medida posible, los problemas son imposible de evitar porque ellos "van por libre", pero intentemos buscar soluciones rápidas que nos eviten sufrimientos inútiles.
Y recordad que no vivimos para trabajar sino que trabajamos para vivir.
Deberíamos reclamar y apostar por calidad de vida, en vez de buscar la felicidad en cosas superficiales y banales. Dejarnos de tanto consumismo, si de algo deberíamos estar "sobrados" es de salud y tiempo para disfrutarlo con los nuestros.
Pero no nos "agobiemos" queriendo evitar algo que (pienso, en mi corto entender) todavía no está científicamente demostrado que se pueda evitar al cien por cien. Nadie nos da garantías de nada, porque no existe, así que, vivamos el presente intensamente... pero no inconscientemente.
¡¡¡No podemos vivir con ese miedo en la mente... porque entonces eso no será vida!!!
Dejemos de gastar dinero en tantos productos "milagrosos" y en publicidad "bien-intencionada" (libros y demás) que cuestan dinero y que genera dinero al bolsillo de alguien.
Si de verdad queremos evitar y luchar contra la enfermedad apoyemos a la ciencia, colaboremos con ella para que puedan seguir investigando, dejemonos de recortes en salud... esa será la única forma de combatirla definitivamente.
Colaboremos, en la medida que podamos (con donaciones o como voluntarios) con asociaciones que tanto ayudan y aportan a estos enfermos y familiares cuando lo necesitan
Luego está aquello de la concienciación general sobre la importancia de la donación de órganos y la detención precoz.
Estas también deben ser "prioritarias" a la hora de dar información publica, porque son otra forma de ayudar a combatir la enfermedad, cuando ésta se presenta, y poder conseguir la victoria en la batalla.
Gracias a la donación de órganos tengo amigos que han ganado la batalla a esta enfermedad.
Gracias a la detención precoz hoy estoy aquí con vosotros, contándoos todo esto que pasa por mi mente a estas horas de la noche.
Es muy importante informar sobre como evitar la enfermedad, eso es cierto, pero sin llegar a la "alarma social".
 Y nada más por hoy... "Marichoni" se va a la cama... buenas noches amigos!!!

9 comentarios :

  1. Que bonito choni...eres una gran luchadora...un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos queda otra que luchar... pero no soy grande, como yo hay muchisim@s más, cientos, miles... un beso

      Eliminar
  2. Sin palabras,gracias por compartilo con nosotr@s,eres grande.
    Un beso enorme Choni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotras siempre... me estimulais a seguir adelante... un beso cielo

      Eliminar
  3. No voy a decir nada, sólo te mando un beso muy fuerte.
    Capitán Romero... ��

    ResponderEliminar
  4. Muy acertadas tus palabras. Estoy de acuerdo contigo. Para ser de madrugada has estado muy despierta y acertada para expresar tan bien tus pensamientos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas reflexiones,das muchos animos con tus palabras, un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  6. Hola guapiiiii, sí que es verdad, llegado un punto nos vemos rodeados de personas conocidas o queridas a las que les ha atacado el cáncer. Nunca me había planteado mi reacción al enfrentarme a que un ser allegado me dijera que tenía un tumor. He tenido mala suerte, dos amigos se me han ido en los últimos tres años, y ahora tengo dos compañeras con cáncer y otra con su hermana y su marido con muy mal pronóstico los dos. Pero que pasa? Puede ser genético? Puede ser la alimentación? Tanto conservante y tanta mierda? Quién sabe. Lo que está claro es que cada vez hay más personas aquejadas con la enfermedad y el gobierno prefiere invertir fondos en otras cosas. I+D, así se llama, y solo hace falta invertir más dinero de los presupuestos generales del estado, que para eso el estado somos todos. Mientras tanto, seguiremos viviendo, día a día. El tema es preocupante pero una de dos, o no lo quieren ver o no quieren que lo veamos. Bueno, así están las cosas, al que le toca le ha tocado, la lotería de la enfermedad, siglo XXI
    Un abrazo querida amiga marichoni

    ResponderEliminar
  7. Hola Choni!! Realmente escribir resulta muy sanador en muchas ocasiones, creo que a esto lo llaman "Escritura Expresiva" y lo recomiendan los psicólogos, así que adelante con ello, (a mí me encanta ya que hace que me exprese mejor, con orden y mucho mejor que cuando lo quiero contar hablado "al no haber interlucutor nadie te puede interrumpir je,je" así que van fluyendo todas las ideas y no te dejas ninguna atrás).
    El tema de esta enfermedad, pues ya sabes tú mejor que nadie lo que hay, en mi familia también tenemos varias experiencias (pero no viene ahora al caso). Lo que sí que me resulta muy interesante, son los estudios que se están haciendo de cómo las emociones impactan en nuestro cuerpo y se somatizan enfermedades, muchas de ellas, en forma de cáncer (Véase "bioneuroemoción"). Con que no podemos hablar de que un sólo factor la ocasione, también, influyen el medioambiente, la alimentación... como muy bien has explicado.
    Sin duda una experiencia de este tipo no deja indiferente a nadie y creo que lo mejor es hacerse amigo de la enfermedad y recorrer juntos el camino, seguro que tiene mucho que enseñarnos, solo tenemos que abrir los ojos, a ver qué tenemos que aprender. Seguro que si aprovechamos esta oportunidad, como tu bien dices, subirás un peldaño en tu evolución personal y valorarás mejor todas esas pequeñas cosas.
    Y ahora me despido, amiga, un besazo y nos vemos por estos lares.

    ResponderEliminar