bien

Bienvenidos a mi rincón:

Ese lugar necesario en la vida de todos.

Un espacio útil para hacernos crecer, para conocernos, para aceptarnos y llegar así a amarnos.

Un lugar donde analizar, preguntar, reflexionar... un lugar para aprender y compartir lo aprendido!!!

1.11.13

Nadie muere del todo... mientras permanezca en el recuerdo de otros!!!


Hoy es día de todos los santos y vísperas de difuntos.
Días para el recuerdo de aquellos que se nos fueron, que están ausente, pero presentes en nuestras mentes y nuestros corazones.
Días para recordar, con alegría, su paso por nuestras vidas.
Para agradecer todo lo que enriquecieron nuestras vidas con sus actos y sus sabios consejos.
Sobre todo, para recordar que, con su amor infinito, unos nos dieron la vida y otros nos la hicieron agradable y plena.
No es día de tristeza, como algunos pueden pensar, es día de estar alegre por lo mucho recibido por ellos, por todo cuanto aportaron a nuestras vidas y por tanto amor compartido.
Su ida no fue un adiós... fue un hasta luego!!!




Hoy quiero dedicar, con vuestro permiso, un recuerdo muy especial a todos mis seres queridos que ya no están con nosotros... ausentes,  pero siempre tan presentes!!!

El poema que voy a compartir no es mio, que más quisiera yo, pero refleja, con belleza infinita, todo aquello que siento con respecto a la muerte. 



CUANDO YO ME VAYA

Cuando yo me vaya, no quiero que llores,
Quédate en silencio sin decir palabras,
Y vive de recuerdos, reconforta el alma.
Cuando yo me duerma, respeta mi sueño
Por algo me duermo, por algo me he ido.
Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada
Y casi en el aire con paso muy fino.
Búscame en mi casa, búscame en mis cartas,
Entre los papeles que he escrito apurado.
Ponte mis camisas, mis suéteres, mi saco,
Y puedes usar todos mis zapatos.
Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama,
Cuando haga frío, ponte mis bufandas.
Te puedes comer todo el chocolate
Y beberte el vino que dejé guardado.
Escucha ese tema que a mí me gustaba,
Usa mi perfume y riega mis plantas.
Si tapan mi cuerpo no me tengas lástima
Corre hacia el espacio, libera tu alma.
Palpa la poesía, la música, el canto
Y deja que el viento juegue con tu cara,
Besa bien la tierra, toma toda el agua,
Y aprende el idioma vivo de los pájaros.
Si me extrañas mucho, disimula el acto.
Búscame en los niños, el café, la radio,
y en el sitio ése donde me ocultaba.
No pronuncies nunca la palabra muerte.
A veces es más triste vivir olvidado
Que morir mil veces y ser recordado.
Cuando yo me duerma,
No me lleves flores a una tumba amarga,
Grita con la fuerza de toda tu entraña
Que el mundo está vivo y sigue su marcha.
La llama encendida no se va a apagar
Por el simple hecho de que no estés más.
Los hombres que viven no se mueren nunca,
Se duermen a ratos, de a ratos pequeños
y el sueño infinito es solo una excusa.
Cuando yo me vaya extiende tu mano
Y estarás conmigo sellado en contacto
Y aunque no me veas, y aunque no me palpes
Sabrás que por siempre estaré a tu lado.
Entonces un día; sonriente y vibrante
Sabrás que volví para no marcharme.

Colaboración de Aldo Rodrigo
Bolivia




4 comentarios :

  1. Muy bonito de verdad. No podemos olvidarnos de los que nos faltan... Un beso muy fuerte.
    Elena

    http://mrmlada.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón, escribí hace tiempo un relato fantástico sobre ello, mientras quede algún deudo que nos evoque, existimos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me encanta unas palabra preciosas para alguien que se halla ido, lo guardare en favoritos para tenerlo presente cuando añore a alguien.
    Besos muy fuertes de cris y laura

    ResponderEliminar