bien

Bienvenidos a mi rincón:

Ese lugar necesario en la vida de todos.

Un espacio útil para hacernos crecer, para conocernos, para aceptarnos y llegar así a amarnos.

Un lugar donde analizar, preguntar, reflexionar... un lugar para aprender y compartir lo aprendido!!!

31.8.12

Mamá, mamá... por que lo queman si es nuestro????


 Una imagen dice más que mil palabras y esta imagen, en concreto, nos habla de desastre, de horror, de destrucción, de infierno para los animales que habitaban ahí, de lucha por sobrevivir, de trabajo duro por la extinción, de rabia contenida, de pena, de impotencia, etc...
Tantos y tantos sentimientos reflejados en una sola imagen... verdad???
Hoy son nuestros vecinos los que sufren este desastre,  pero otras veces nos ha tocado a nosotros y mañana quien sabe... mañana puede tocarte a ti!!!
Ante la enorme tristeza e impotencia que todos sentimos por esta oleada de incendios que venimos padeciendo, la mayoría de ellos, y esto es lo más triste, provocados por la mano humana, vienen a mi memoria unos hechos que ocurrieron hace unos años.
Mi hijo, David, tenia por entonces unos cuatro o cinco  añitos, hoy tiene 21, así que os podéis hacer una idea.
En mi pueblo, que es costero pero también agrícola, todas o casi todas las familias tienen una pequeña porción de terreno, una "parcelita2 como le llamamos aquí. Unas son heredadas de sus mayores, otras compradas con el sudor de su frente.
Incluso la "gente de la mar" tienen sus pequeñas parcelas y es que la verdad sea dicha, en mi pueblo sentimos un enorme "apego" por el campo.
 Quizás se deba al hecho de ser un pueblo pequeño, pero todos nuestros recuerdos de la infancia, de un modo u otro, están relacionados con él. Tal vez, por eso lo amamos tanto y nos gusta transmitir ese sentimiento a nuestros hijos y nietos.
 La verdad es que podemos considerarnos unos privilegiados. Tenemos la suerte de poseer, el mar a escasos metros, casi nos roza la punta de los pies, de ahí seguramente vino aquello de  llamarnos, cariñosamente, "culitos mojaos".
Tambien tenemos, a escasos metros, un precioso cordón montañoso situado al suroeste de la sierra de Ronda, la sierra Bermeja. Está situada a 1449 metros sobre el nivel del mar, y contamos en ella con un paraje natural protegido por la junta de Andalucía, el pinsapar de Los Reales. A los pies de esa preciosa sierra, contamos con el parque municipal de Los Pedregales, un parque para disfrutar todos y cada uno de los vecinos.
 Nosotros somos de las pocas familias que no poseen la dicha de tener un "cachito tierra", donde sembrar, criar animales o simplemente disfrutar con los nuestros.
Este hecho no fue obstáculo alguno para poder disfrutar de la naturaleza, en esos años tan preciosos de la infancia de un niño.
Ssolíamos ponernos un chándal viejo, calzábamos zapatos cómodos, cogíamos las mochilas con los bocadillos y  marchábamos de excursión. Nos asentábamos donde nos parecía o estaba permitido, y allí pasábamos el día, en pleno contacto con la madre naturaleza.
Cuando mi  hijo era pequeño, siempre preguntaba:
_¿Mamá, papá de quien es este campo?
Mi respuesta o la de su padre siempre era la misma:
_Este campo es nuestro!!!
Porque siempre quisimos inculcarles, en sus mentes, la idea de que la naturaleza, los espacios comunes, eran de todos y todos debíamos cuidar de ellos.Ya fuese el mar, las playas, el monte, los jardines, o la plaza del barrio. Todos y cada uno de ellos, eran tesoros que debíamos cuidar todos, porque esos tesoros debían ser traspasados a nuestros hijos.
Ni que decir tiene, que también, les intentamos inculcar el amor y el respeto hacia los animales y los seres humanos, fuese cual fuese su color, credo o religión.
 Por aquellos días, nos vimos envueltos en uno de los innumerables incendios con los que ha sido azotada nuestra preciosa sierra.
Como ahora ha pasado, se acercó la noche, la extinción fue imposible de llevar a cabo y terminamos con muchas hectáreas de terreno calcinadas.
Todos estábamos apenados por la catástrofe, porque aunque el fuego no llegó hasta el pueblo, si es cierto que en la "falda" de la sierra hay innumerables viviendas, esas parcelitas de las que antes  hablábamos.
 Como ya digo, llegó la noche y todos los vecinos subieron a la azotea del edificio para ver la magnitud del incendio. Mis hijas también quisieron ir a verlo, ellas eran algo más mayores y aquello les causaba curiosidad, cosa normal en esas edades.
Cuando subimos y  mi hijo, asombrado, vio las llamas a lo lejos, me preguntó:
_Mamá, mamá... quien ha quemado el campo????
Yo le respondí que los hombres malos. Solía decirle que las cosas malas las hacian los hombres malos y él parecía conformarse con esa respuesta.
 Acto seguido se echó a llorar muy apenado, yo le cogí en brazos, le besé y le pregunté por que lloraba. El no me contestó, sino que me volvió a preguntar:
  _Mamá... pero... por que los hombres malos lo queman, si es nuestro????
No era justo, no lo entendía y era muy lógico que no lo hiciese, tan solo tenia cuatro años y amaba el campo, su campo. No entendía que, esos hombres malos, pudiesen destrozar algo tan maravilloso, algo que él amaba tanto, algo que, además, consideraba como nuestro.
Mi marido y yo nunca hemos olvidado ese día. La impotencia  que sentimos por no poder explicar  a un niño de cuatro años, que efectivamente, hay cosas que son nuestras, de todos, pese a quien pese, que nos pertenecen porque si. Porque  alguien las puso ahí para nosotros, para todos en general, para amarlas, disfrutarlas... pero tambien cuidarlas.
Por desgracia, siempre habrá alguien con sentimientos muy diferentes a los nuestros y con una increíble capacidad de destrucción... por desgracia, siempre habrá, hombres malos!!!

 P. D_ La foto está sacada de la red y es una de las muchas que circulan en el día de hoy. La puse porque es muy similar a la imagen que veíamos nosotros aquella noche.
  Si alguien se reconoce autor, por favor, que me lo diga y con gusto lo hago publico.

4 comentarios :

  1. La verdad que es un desastre. Tengo la suerte, y lo digo asi, de vivir en Suiza, y aqui la mentalidad es otra, aqui la "calle" tambien es tuya y por eso la gente la cuida, Nacen con esa mentalidad. España, pais al que adoro, le falta mucho mucho para alcanzar este tipo de mentalidad. Una pena que por culpa de cuatro desalmados, un niño pequeñito de aquella se pregunto porque lo queman si es nuestro, demostrando asi, bastante mas conocimiento y respeto.
    laura

    ResponderEliminar
  2. Qué horror de nuestra tierra!!!!Y de todas las que se queman....

    ResponderEliminar
  3. Hola Choni,

    Sentí mucho ver las imágenes tan terribles de los incendios por televisión. Toda esa pobre gente, la impotencia, perder tu casa, tus cosas..., debe ser tan horrible.

    Yo te escribo por un motivo más alegre. Me han concedido el premio primavera y me han pedido que lo conceda a otros cinco blogs. He pensado que te haría ilusión. Lo puedes encontrar en esta entrada .

    ResponderEliminar
  4. Choni, me da pena volver a retomar el blog despues de las vacaciones y leer noticias tan amargas, ha sido un verano aterrador y cada vez que veia las imagenes en las noticias no podia soportarlo. Siento tu experiencia y pidamos a Dios que estos "monstruos" desaparezcan de la faz de la tierra.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar