bien

Bienvenidos a mi rincón:

Ese lugar necesario en la vida de todos.

Un espacio útil para hacernos crecer, para conocernos, para aceptarnos y llegar así a amarnos.

Un lugar donde analizar, preguntar, reflexionar... un lugar para aprender y compartir lo aprendido!!!

8.12.10

El árbol que halló su destino

 


Hoy voy a contaros un cuento. Me gustan mucho y siempre procuro aprender algo de ellos.
Éste, en concreto, me ayudó a valorarme y a encontrar mi sitio. Me enseñó,  lo importante que es estar a gusto, siendo quien eres y como eres.
Pero, sobre todo, aprendí que nadie es imprescindible... pero todos somos necesarios!!!


EL ARBÓL QUE HALLÓ SU DESTINO
Había una vez:

Un jardín con manzanos, naranjos y hermosos rosales.

Todo era alegría en el jardín, pero uno de sus habitantes no participaba de la dicha general.
Era un árbol que se sentía muy triste. El pobre tenia un problema, no sabia quien era.

El manzano le decía:

_Te falta concentración, si te lo propones, podrás tener sabrosas manzanas, es muy fácil.

El rosal le decía:

_Es más sencillo tener rosas, y además, son más bonitas y olorosas que las manzanas.

El pobre árbol, desesperado, intentaba ser todo lo que le sugerían, pero no lo lograba y por ello se sentía cada vez más frustrado.

Un  búho muy sabio aconsejó al árbol:

_Tu problema no es tan grave, es el mismo que el de muchisimos seres sobre la tierra.
No dediques tu vida ni tu energía a ser como los demás quieren que seas. Sé tu mismo, conocete  y
aprende a  escuchar tu voz interior.

_¿Mi voz interior? ¿Ser yo mismo? ¿Aprender a conocerme? - pensaba el árbol angustiado.

La voz del búho, anidó en su corazón. Y el árbol dejó de escuchar los comentarios de los demás.
Aprendió a gozar, en silencio, de los rayos del sol y de las refrescantes gotas de lluvia.

Y cuando menos lo esperaba y buscaba, un día comprendió.

Su corazón se abrió y su voz interior le habló:

_Tu jamas darás manzanas ni rosas, porque no eres un manzano ni un rosal.
Tu eres un roble y tu destino es crecer majestuoso, dar sombra a los viajeros y belleza al paisaje. Tienes una misión... cumplela!!!

Y el árbol se sintió seguro y fuerte, y se dispuso a ser aquello para lo cual estaba destinado.

Pronto fue admirado y respetado por todos, pero lo mas importante, es que aprendió a quererse y a valorarse  él mismo.

Espero os haya gustado y os haga pensar un ratito... son sólo eso, cuentos para pensar!!!
   P.D_ Creo que es un cuento de Jorge Bucay, pero no estoy segura.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada